Los beneficios de documentar nuestras opiniones

Todos los días escuchamos, leemos o miramos sucesos o acontecimientos que por un momento capturan nuestra atención. En ese instante vienen a nosotros una serie de pensamiento y opiniones que enriquecen la experiencia de conocer acerca de determinado asunto. Sin embargo, unos días después, o incluso unas horas después lo hemos olvidado casi todo y más adelante se nos dificultará opinar apropiadamente sobre ello. Documentar nuestras opiniones en el preciso instante en que las generamos, resulta de gran utilidad para generar y mantener nuestro propio criterio, alejándonos de los “empaquetados” por los medios de comunicación. Además, con el paso del tiempo, nos permitirá apreciar la evolución de nuestra forma de pensar acerca de los acontecimientos que en un momento robaron nuestra atención.

Lea el artículo en: The Simplerlife.net

de Carlos Granados Publicado en Cultura

Una noción de ética

“Al menos algunas cuestiones referentes a lo que es bueno o malo para la gente, lo que es dañino o beneficioso, no son en ningún sentido riguroso, cuestiones de opinión. Que es malo ser torturado o morir de hambre, humillado o herido, no es una opinión, es un hecho. Que es mejor para le gente ser amada y cuidada, que odiada y olvidada, es también un hecho evidente, no es una cuestión de opinión”.

M. Warnock

Art Project, de Google

The Harvesters, Pieter Bruegel el Viejo

Esta herramienta de Google permite recorrer virtualmente varios de los mejores museos y galerías de arte del mundo. Google ha venido digitalizando desde hace varios años las grades obras de arte de estos museos a niveles de resolución pocas veces alcanzado, lo que permite examinar con gran detalle cada obra.

 

Art Project